domingo, septiembre 30, 2007

LOLA OTOÑAL


-Pepe, ¿te has dado cuenta cómo habla la naturaleza?
-No calla, Lola..., como tú.
-Ya, y el hombre no escucha..., como mi Pepe.
-Tal vez.
-¿Cómo qué tal vez? ¿Cuántos años hace que estás sordo?
-¿Qué dices, Lola?
-Nada... Pepe, ¿Serás capaz de ser feliz algún día?
-¡Coño!, Lola, me estás dando la mañana del domingo.
-Y de lunes, martes, miércoles...
-¿Me puedes decir qué te pasa?
-Es que he parado de fregar, poner lavadoras, planchar, hacer la comida, bajar la basura, ordenar armarios...
-Para; me has cansado.
-Claro, eso mismo me he dicho a mí misma mismamente “Lola para y santifica el domingo”
-Y para santificar, ¿has de fastidiar?
-Trato de compartir, de intimar. Descansar mis huesos y usar un poco la cabeza; se me va a oxidar, Pepe.
-Lee el periódico, Lola, como yo.
-Ah, no. Yo no quiero ser como tú; quiero ser persona, no máquina.
-Y yo, ¿qué soy?
-Eso mismo me pregunto yo. En mi catálogo no viene tu especie; de ahí que te analice.
-Vete a analizar a Pepe Perro.
-No hace falta; nuestro perro está muy sano.
-El enfermo soy yo, entonces...
-Va a ser que sí.
-Lola, ¿te has dado cuenta la diarrea mental que tienes?
-No, Pepe; me encuentro dolorosamente lúcida. De ahí que me preocupes.
-Bien, preocúpate en silencio mientras leo las noticias.
-Te resumo yo las noticias y me haces caso: Alonso no será campeón, el gobierno hace lo que le da la gana. La oposición está resentida. Los catalanes les ha salido la vena pirómana y los vascos quieren preguntarse... Ya está. Ahora dime...
-¿Cuándo te has enterado de todo eso, Lola?
-Rentabilizo el tiempo, Pepe... Ahora dime...
-¿Qué, Lola?
-Si la ausencia no pasa, ¿qué queda, Pepe?
-¿Eh? No sé, Lola; tú sabrás.
-Pues la necedad, Pepe. El vacío, la vacuidad de tu persona.
-¡Joder!, Lola..., has podido conmigo. ¿Nos damos un paseo?
-Síiiiii. Creí que nunca me lo ibas a proponer, Pepe.
-Y digo, Lola, ¿por qué no preguntas las cosas directamente, sin tanta ampulosidad?
-¿Ampu... qué?
-Déjalo, Lola. ¿Dónde vamos?
-A ver el otoño al Retiro; dicen que está guapísimo este año.
-Hace frío, está bajando la niebla... Mira, parece que llovizna.
-Pepe, por curiosidad malsana, ¿serás capaz de ser feliz algún día?

1 comentario:

Amor dijo...

ser feliz a toda costa, amar a toda costa, vivir a toda costa, ser a toda costa:

amor

:-)