sábado, junio 07, 2008

LOLA Y LOS BOLSOS

-Mari Pili, ¿te has fijado qué bombazo es este bolso? ¿Nos lo compramos?
-Lola, llevamos siete bolsos… ¿Si los dejamos para otro día?
-¿Y si no volvemos? ¿Y si volvemos y no está, o si está lo han subido de precio, o está con una tara, o si está y no lo encontramos o…
-Para… Dénos dos, por favor.
-Mejor, tres,
-¿Tres, Lola? ¿Para qué queremos tres si somos dos?
-Para nuestros hijos. Alguno seguro que le gusta. Prevenir para currar, Mari Pili.
-Lola tú y yo sólo hemos procreado tíos. ¿Crees que van a querer salir con un bolso a la calle?
-Mi Peluche es metrosexual y cuando vea que el Dolce&Gabanna…
-Tu Peluche será lo que sea, pero no es un esperpento. Además, el bolso es más falso que Judas. ¿Tú crees que lo va a querer?
-No. Tienes razón. ¿Y mi madre?
-¿Tu madre con un bolso amarillo limón, noventa y dos años y vestida de luto toda la vida?
-Mujer, así contrasta y más vale cambiar tarde, pero cambiar.
-¿Con noventa y dos años? ¿Tú cambiarías, Lola?
-¿Yo? ¿Para qué voy a querer cambiar si he sido kiss toda mi vida?
-Pues para pasar a ser una friqui, Lola…
-Algo de friqui ya tengo.
-Pues pasar a ser una persona normal, Lola.
-Noooooooooo, eso jamás. No empecemos, Mari Pili.
-Bien, pues dejamos el bolso y nos vamos a casa y por el camino me cuentas qué vamos a hacer con dieciséis bolsos.
-Diecisiete, Mari Pili, nos llevamos el bolso.
-Yo no pago el bolso.
-Yo tampoco.
-¿Entonces?
-No te enteras: nos lo ha regalado.
-Lo has robado, Lola.
-¿Yoooooooooo? ¿Qué quieres, que venga todos los gitanos del mercadillo con las navajas a hacerme picadillo?
-Aquí no regalan nada.
-Pero, ¿cómo no regalan nada si somos las mejores clientas? Lo que temen es que les hagamos la competencia, por eso nos tratan bien… Mari Pili para.
-¿Qué pasa ahora, Lola?
-¿Y si los vendemos?
-¿Vender qué?
-Los bolsos, hija, ¿qué va a ser?
-¿Con el desgaste emocional que nos ha supuesto decidirnos por ocho modelos? No, hija, no.
-Vale, pero se nos daría muy bien… ¿Y si vendemos los usados?
-Lola has de pagar por tener un tenderete aquí o viene la policía.
-No metas a la guardia civil en el negocio que no da para tanto. Lo tengo muy pensado.
-Lola no te ha dado tiempo a pensar. Es más, nunca lo haces.
-Pero esta vez sí. He sido ágil. El olor al dinero me ha inspirado.
-¿Si?
-¿Ves aquel portal? Aprovechando el marketing de los gitanos, tú te quedas dentro del portal con la mercancía y yo, cuando venga la riada de gente, voy anunciándonos.
-¿Y qué vas a decir, insensata de la vida?
-Pues lo que dicen todos “Barato, barato”
-Muy original, Lola. ¿Y ya está?
-No, no. La traca final para que sepan de que va mi mercancía es que me saco de mis súper pechos un trozo de bolso y luego lo vuelvo a esconder. Como los ilusionistas.
-Igualito…

7 comentarios:

amor dijo...

compro


amor

Ada dijo...

Qué apañá esta Lola.

Mi beso.

lanobil, dijo...

Anoche vi "con faldas y a lo loco" y Lola me ha recordado a Marilyn, no me preguntes por qué.
Un saludo

Nómada planetario dijo...

Eso si que es una operación de marketing y no las tontadas que enseñan en la Universidad.
Muy ingenioso.
Un beso, pero no lo vendas por ahí.

Lia dijo...

Está muy bueno. Aquí en mi país a los bolsosles decimos carteras. Me encantan las carteras, siempre me compro para tenerlas guardadas ya que me da mucha flojeritis mudar el contenido de una a otra, LOLA!!!
besos

blumun dijo...

Pues a mi tambien me gustan los bolsos. Aunque reconozco que Lola me supera ;)
Te espera premio en mis crónicas .
Un veso, perdón, quería decir un Beso.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Niños y niñas. MUCHIIIIIIIIIIIIIIIIIIIISIMAS GRACIAS POR VENIR