viernes, octubre 24, 2008

LOLA LA MOROSA

-Lola. Lola, Looooooooooooooola…
-Hum… Hasta mañana, pocholo.
-¡Lola despiértate!
-Voy, ya voy. Pareces Jesucristo Superzar resucitando a un pollo, Pepe.
-Abre los ojos, Lola.
-Lo que te digo, una versión casera del nuevo testamento. ¿Qué quieres?
-La hipoteca, Lola.
-La hipoteca… ¿Qué la pasa a la hipoteca, Pepe?
-Hoy es día veinte, Lola.
-Un momentito, Pepe, ¿qué hora es?
-La una treinta y cinco de la mañana.
-Entonces, es veintiuno, Pepe. Hasta mañana, Superzar.
-Lola levántate y anda.
-¿Segurito, Pepe, que no te has leído el salmo veintitrés de San Jeremías?
-No, ese salmo no existe.
-Pues estás aducido, desdoblamiento de personalidad. Te crees que eres Jesucristo Superzar, insisto.
-Lola no has pagado tu hipoteca.
-Eso en el nuevo testamento no viene. Porque, si mal no recuerdo, una vez que Zuperzar resucita al muerto, no le habla de hipotecas. Entiendo que en esa época no existían hipotecas y que tu quieras darle una versión modernizada, pero…
-¡Cállate!
-No puedo, Pepe. Hablo hasta estando dormida.
-Lola vete ahora mismo a pagar la cuota.
-¿Ahora? ¿A las tres de la mañana?
-La una cuarenta y tres, Lola.
-Minuto arriba, minuto abajo, no cambia. Los bancos por mucha crisis que haya, que la hay, a estas horas duermen religiosamente.
-Que vayas, te he dicho, Lola.
-De momento a donde voy es al baño.
-Lola eres una morosa, no has pagado.
-He pagado, aunque no te quepa en esa cabeza cuadrada, yo he pagado.
-Que no, Lola, no has pagado.
-Que sí, leñe.
-Métete en Internet y lo ves. Eres una morosa. Me voy a dormir.
… Anda, zúmbale el bolo. Él a dormir y yo a sumar… ¡Maldita sea mi estampa! Una ya no puede ser ni honrada, ¿para qué, si nadie me cree? No me creo ni yo que haya pagado, pero el caso que me suena que me falta dinero y si me falta es que me lo he gastado, ¿pero en qué? Sumemos, Lola, sumemos… una más una son dos. Dos más tres son siete. Siete más siete son catorce. Catorce más catorce… aquí hay mucho número. Fracciónalo, no te vayas a confundir, es mucho número para tu cabeza. No te engañes, tu cabeza es ovalada tirando a plana y la de Pepe es gorda, cuadrada, muy cuadrada, Lola. No te mortifiques y suma… Uno más uno son treinta y tres y me llevo tres…
-Pepe, Pepe, Pepito…
-Hum…
-Pepeeeeeeeeeeeeeeee…
-¿Qué, qué pasa? ¿Se ha hundido ya? ¿Quién eres?
-Soy Maria Magdalena. Levántate. No hace falta que andes, sólo pídeme perdón.
-¿Qué no has hecho?
-No pagar, Pepe.
-Lola, déjame dormir.
-Que soy Maria Magdalena, leñe y de dormir nada. He pagado mi hipoteca dos veces Pepe.
-vale, hasta mañana, Lola.
-Que no te has enterado. Te digo que he pagado dos veces, la he repetido y me he quedado en descubierto, ¿ves? Por ser honrada al cuadrado… Y soy Maria Magdalena.

8 comentarios:

Isabel dijo...

No la pagues mujer, si con tanto moroso por culpita de la crisis, ¿quien lo va a notar?, y sigue durmiendo, que son las 2,45 de la madrugada y los bancos estan cerrados. Un beso

LOS TONTOS SON LOS MATEMÁTICOS dijo...

Contrástese la editorial de http://boletinmatematico.ual.es/boletines/Vol2_1.pdf con http://primatematica.blogspot.com

LOS TONTOS SON LOS MATEMÁTICOS dijo...

Contrástese la editorial de http://boletinmatematico.ual.es/boletines/Vol2_1.pdf con http://primatematica.blogspot.com

CATI COBAS dijo...

Muy bueno, Ángeles. pensé que no habías pagado por la crisis...Besos de Cati

blumun dijo...

Hija contratate, te lo han dicho 2 veces. ¿ Que será eso?. Lo miras y me cuentas, que yo no tengo tiempo.
El post me gusta, claro :)
Pero quiero decirte que mira si quitas algo, la página cuesta mucho cargarla. Igual es la música, bonita pero un trabajo. No lo se. O quita algún post. En fin, yo mandando la maniobra, debí estudiar para sargento. Tienes " Me gusta tu blog" en blumuneando.
¿Pourcoi?, porque es cierto:)
Feliz semana. Besos.

Marta dijo...

Pero muchacha ... ¿dos veces? pues ahora que el banco te de intereses por haber pagado antes de tiempo!!!!.

Julia dijo...

jajaja, pero como lo haces? te los inventas o te basas en experiencias reales para escribir estos dialogos???

laperdiz dijo...

dos más tres son siete, con un par, pago la hipoteca dos veces y tiro por que me toca.
A mi esas cosas no me pasan ni en mis sueños más profundos, qué imaginación.