miércoles, enero 31, 2007

LOLA DE ESPAÑA


-Pepe, mi lengua tiene once siglos de existencia… Fíjate, más antigua que el francés y el inglés, ahí es ná.
-Cuánto me alegro por ti, Lola. Se la ve fresca y lozana… Como tú dices: intemporal.
-No lo dudes Pepe mío. Además, en continua ebullición, precisamente por e…
-Lola, si eres tan amable, deja ahora tu lengua antigua en barbecho, tengo que concentrarme en unos papeles de la oficina.
-La Real Academia de la Lengua esperan cinco años para ver si una palabra cuaja para incorporarla pero, como comprenderás, yo eso no puedo hacer, Pepe.
-Al menos déjala una hora y luego… ya veremos.
-No Pepe, dentro de una hora puede ser tarde; tiene que ser ahora.
-Lola, sé breve… Dime.
-Pepe, ¿te has dado cuenta que España va fatal desde que el Ciempiés está en la cúspide?
-Lola no empieces…
-Un poquito de por favor, escúchame y prometo irme a la habitación de al lado.
-Escucho…
-He pensado que…
-Cuidado, Lola, el pensar te trastorna.
-Tranquilo, Pepe, he pensado por ti, por España, no por mí.
-¡Ah!... ¿Y?
-En tres palabras, Pepe: Honradez, malaleche y sabiduría.
-¿…?
-Tres dones que posees para desbancar al tonto del ciruelo y decir: España va bien.
-Lola, ¿Sabes lo que es el respeto en democracia?
-Por supuesto: todo lo contrario que hace Ciempiés.
-A mí me gusta el tonto del ciruelo; es más: le encuentro brillante.
-¡Jesús!, Pepe, me preocupas. Hoy mismo llamaré al oculista y al otorrinolaringólogo… Estás fatal.
-¿Por qué?
-Muy sencillo: No ves la suciedad, la mierdecilla ambiental que genera Ciempiés. No oyes las sandeces que el tonto del ciruelo dice… Un crimen para una lengua con once siglos de antigüedad. En cambio tú, Pe…
-Lárgate, Lola, se te acabó el tiempo.
-Tranquilo, ya acabo… Puedo ser tu manager. Vas a triunfar Pepe: sabes de todo y mucho; eres el Espasa de cien tomos y, el Mini Larouse -que soy yo- te ayudará a estar en órbita política en un pimpampún.
-Lola, vete a fregar.
-¡Machista!, vete tú… ¿Ves? Si es que tienes la malaleche concentrada en el cerebro; es el secreto de un político: lengua afilada y mala sombra… Eres mi ideal, Pepe.
-Lola, por favor, ¿puedes largarte a tus quehaceres domésticos?
-¿Ves, Pepe? Si es que la lengua la bordas… No se hable más: seré tu manager.
-Lola, el termino manager se utiliza para la gente de la farándula…
-Va aaaaaale… Seré tu representante legal.
-Lola, en tres palabras: vete ahora mismo.
-Pepe, ¿a dónde?
-A buscar tu memoria histórica.
-Que te crees tú eso. No puedo estar buscando en todos lo cajones y armarios a mi tatarabuelo que perdió la vida en la guerra de Cuba.
-¿Tu abuelo estuvo en esa guerra?
-Y yo qué sé, Pepe… Pero si no estuvo en esa, estaría en otra, ¿qué más da? El hombre descansa en paz, no tengo porque remover el pasado.
-Lola hay ciertos pasados que hay que aclarar, conocer qué implicaciones tuvo en la sociedad.
-Por San Cucufato: hablas igual que Ciempiés… Una lástima, pero no puedes presentarte a político… Me presentaré yo.
-Genial, Lola… Ahora vete a preparar tu campaña. Dile a Mari Pili que sea tu manager.
-No. Llamaré a Monchita por si quiere ser mi representante legal.
-Con Dios, Lola.
-Rojo, que eres un rojo…
-Y tú eres una amarilla… lárgate.
-Una última cosita, Pepe…
-¿Quéeeeeeee?
-Para bajar a la arena política se necesita un slogan con gancho. ¿Te gusta Lola de España?
-Lola, ésa era Lola Flores.
-Vaya… Y digo yo, ¿no puedo ser su reencarnación, salvando las distancias, claro? Tú puedes ser El Sardinilla…
-Lola: olvídame.
-No puedo, Pepe. Tengo conciencia histórica.
-Memoria, Lola.
-Conciencia, leñe…La memoria se me gasta.

2 comentarios:

Lola dijo...

Tan original y dicharachera como siempre , Angeles, esta Lola no deja títere con cabeza
Abrazos de
Lola( laotra)

Marcos dijo...

Mi tio abuelo fue manager de Lola Flores, le decian PALMITA, ojalá conociera algún día a alguien de la familia Flores.
Lola la faraona.
Marcos V.L. (Sevilla)