sábado, febrero 23, 2008

LOLA, DISTINGUIDA PERSONAL SHOPPER

-Mari Pili, no entiendo cómo la gente trabaja en algo que no le gusta. No lo comprendo.
-Pues, hija, así funciona la humanidad, donde puede y la dejan.
-Pues mal hecho, Mari Pili. Mira ahora que vienen las elecciones, debíamos exigir al toca pelotas de turno que garantizara un trabajo a gusto de cada uno.
-Pero Lola, si no garantizan ya ni el empleo, vas a pedir que te aseguren el trabajo ideal. Tú flipas, Lola.
-¿Pues sabes lo que te digo? Que no les voto. ¡Hala!, a ver dónde van a encontrar un voto como el mío que valga tanto.
- En cualquier parte, Lola.
-Pero no como el mío, leal hasta la muerte.
-¿Leal, a quién?
-Al que me valore y sepa que mis recursos son infinitos. Mira este anuncio…
-¿Qué dice, Lola?
-Se necesita distinguido personal shopper para candidato a la presidencia.
-¿Qué presidencia?
-Ay, hija, qué más da. Lo que hay que saber qué es eso de personal shopper. Mira que si es algo oscuro, ilícito.
-Más morbo, Lola, lo que nos va a nosotras.
-Pues viene el teléfono. ¿Llamamos?
-Sí, corre. Di que somos dos.
-¿Dos, qué?
-Dos chapistas de ésas…
-Mari Pili, si no utilizamos el vocabulario con concreción, nadie nos puede tomar en serio. Debo de decir que somos dos personales choperas.
-Vale, pues eso. Llama.
-Buenas tardes. Llamo en referencia al anuncio anunciado en la prensa.
-¿De qué día, distinguida señora?
-Mari Pili, este es nuestro trabajo. Me trata de distinguida… ¿De qué día quiere que mire?
-le pregunto distinguida señora que qué día vio el anuncio…
-Me ha vuelto a llamar distinguida, Mari Pili. ¿No será un pelota?... Espere que mire… Pone que es del 3 de septiembre del 2006, distinguido señorío.
-Distinguida señora hay un pequeño problema.
-Ya empezamos. Si es que esto me olía mal, Mari Pili… ¿Qué problema, distinguidísimo pelota?
-Lola, por dios, no le insultes, que no nos dan la tarjeta de choperas.
-Si es él, Mari Pili, que comienza a ponerme la zancadilla. Huele que le podemos hacer sombra.
-¿Me escucha distinguida señora?
-A ver, ¿qué pasa? Desembuche…
-Que hoy estamos a 23 de febrero del 2008.
-¿Y? ¿Acaso tiene caducidad el trabajo?
-El anuncio fue puesto hace año y medio y, de entonces acá, la empresa quebró, distinguida señora.
-Ya… Y digo yo, ¿ahora a qué se dedica usted, distinguida vuecencia?
-Nos dedicamos al negocio de la churrería.
-Ah… Por cierto, ¿tiene usted la Termomix?
-Lola, ¿qué haces utilizando mi máquina sin mi permiso?
-Encima, Mari Pili, que trato de que la llamada sea fructuosa, vas y me recriminas… Dígame dónde está la churrería y voy con mi amiga. Nos invita a unos churros y, ya sabe…
-Lola estás quedando con un extraño.
-Que te calles, Mari Pili. De ésta, vendes una máquineta y, para colmo, nos sale la tarde gratis.
-Es verdad, Lola, lo qué vales…
-Ya sabes, soy tu personal shopper y sin darme importancia, eh.

2 comentarios:

Nómada planetario dijo...

Sí que tienen guasa las empresas de shopping que necesitan personal con remuneraciones elevadas, mejor que churros que frían asparagus officinalis (espárragos)
Buen finde

Letizia dijo...

Y yo yendo de compras... Anoto en mi moleskine:"contratar una persona que me haga los recados de trapitos"

Besos de Princesa