jueves, febrero 21, 2008

LOLA Y LA CRUDA REALIDAD

-Mari Pili, soy Lola, hoy no saldré con todo el dolor de mis mandíbulas.
-¿Tienes dolor de muelas? Pobre…
-No. Me duelen las mandíbulas de tanto apretarlas.
-¿Y para qué las aprietas?
-Para no mandar a Pepe a tomar viento fresco, Mari Pili.
-¿Qué le pasa ahora?
-Lo de siempre, Mari Pili, lo de siempre.
-¿Y qué es lo de siempre, Lola?
-Hija, el extravío de sus prendas internas.
-Lola, lo de tu marido no es normal.
-Lo sé pero, ¿qué quieres qué haga?
.Analizar, Lola. Ahora que te estás volviendo una mujer productiva, aprovecha el momento.
-Oye, oye, que productiva lo he sido siempre. Sin juicio, pero productiva.
-Quería decirte analítica, perdona… Pensemos, ¿tú pierdes algo?
No, claro que no. En su día perdí la cabeza y desde entonces, no he perdido más.
-Bien… ¿Peluche pierde los calzoncillos, los calcetines?
-Qué se le ocurra. Le doy un soplamocos que sale tarifando.
-Vale… ¿Y Anticristo?
-Tampoco, es vago hasta con su ropa. Lo lleva cosido para que de un esfuerzo, se ponga toda la ropa a la vez.
-Entonces Lola tienes un problema.
-Eso ya lo sé, te vas a quedar calva del descubrimiento.
-Pepe te es infiel.
-¿Peeeeepe?
-Sí, tu Pepe. No es normal que pierda sus prendas internas, Lola. Eso es que las deja en alguna parte que no es precisamente tu casa.
-¿Peeeepe?
-Sí, tu Santo Pepe. Debes de registrarle cuando sale por las mañanas y, cuando regresa, pasarle revista.
-¿Para qué?
-Primero para saber si no tiene alzheimer y no se le ha olvidado nada. Segundo si lo lleva todo puesto y a la vuelta le falta, es que hay tomate Lola.
-Pepe no toma tomate, Mari Pili, le sienta mal.
-Te hablo de otro tomate. Te hablo de la infidelidad conyugal.
¿Infiel Pepe?
-Sí, tu siniestro Pepe…
-¿Y si descubro que usa tomate infiel, qué hago?
-Dialogar, Lola, dialogar. El triunfo de nuestra amistad es que hablamos mucho.
-Ya… Voy y dialogo pero, ¿qué le digo?
-Tú al grano. Pones tus pupilas en su pupila azul y…
-Las tiene marrones.
-Pues en las marrones, Lola… Y le metes entre pecho y espalda la pregunta.
-¿Qué pregunta, Mari Pili?
-Pues, qué demonios, hace con los calzoncillos y los calcetines.
-Él dice que soy yo…
-Vamos a ver, Lola, tú estás como una cabra, pero pongo la mano en el fuego en que no te pones sus prendas interiores.
-Por mí, no pongas la mano en el fuego, sabes que no soy de fiar.
-Lo sé, pero eso tú no lo haces, Lola.
-Sí, es verdad… Te dejo voy a hablar con Pepe, estoy llena de valentía, ¡adiós!... ¿Pepe? Soy Lola.
-¿Qué, has encontrado mis prendas interiores? Eres un desastre, no pones la cabeza en lo que haces y creo que ya tienes una edad…
-Si es que no tengo cabeza, Pepe, ¿cómo la voy a poner? Pero, de todas formas, sin cabeza, he encontrado la raíz de la solución.
¿Sí? Dime…
-Vete y cómprate más. La materia no tiene importancia, lo importante es ser fiel a ti mismo y a mí.
-¿Eh? ¿Y mis calzoncillos y mis calcetines, Lola?
-Tú sabrás Pepe, tú sí que tienes edad de saber dónde pones las cosas.

4 comentarios:

Pedro (Glup). dijo...

Pero ¿lo es?

Nómada planetario dijo...

Mi cabeza pierde de todo y no me acuerdo he sido fiel o de lo otro, que no me sale ahora.
En el mercadillo tienen los slips de oferta, si un gitano que vende pijamas y eso a buen precio.
Besos.

Sandra Llabrés dijo...

Hola Mª Angeles!

Soy yo, la otra Lola!

Necesitaba reirme y he cenido de puntillas a visitarte, digo de puntillas porque es tarde, aunque hoy no trabajo tengo a estas horas los ojos como un buho. Es la inercia. Ahora que voy a recuperar una "vida normal" con "horario normal",espero aprender a dormir de nuevo a las horas de dormir "normales". Aunque no se yo si tanta normalidad me va a gustar mucho...

Aprovecho para decirte que vengo de hacer un viaje hasta el blog de Cati Cobas y allá he pillado un berrinche sentimental y ahora me dispongo acabar la faena en el tuyo. Como tienes tres, he decidido venirme al más cachondo, que casa más con mi personalidad, cuando ésta es normal. Porque lo que está claro es que ahora estoy "anormal" a matar. No sé si cortarme las venas o dejármelas largas, ¿tu que harías?, Que es broma!!!! No voy ha hacer ninguna cosa que suponga la desparición ni de mi persona ni de mi enorme complejidad humana, je,je!

Lo que está claro es que no estoy contenta, ni por la desparición de 3denit ni por la enorme pereza que me da el empezar un nuevo proyecto, ¿me estaré volviendo loca? o peor, ¿vieja? Si me pongo todas las cremas que venden!

En fin, que gracias por venir a mi casa a animarme, lo habéis conseguido. Pero debo confesar que he llorado mucho frente al ordenador, pero mucho! de pena, de agradeciento, de rabia, de frustación, de incomprensión y que se yo más...pero la vida es ´"asín de jodía". ¡Gracias aún de que me quedo en antena y a callar!

Por cierto dile a Lola, la de verdad, que en mi caso es lo contrario, la que pierde la ropa interior soy yo...y NO soy infiel a mi Tonyyyyyyyyyyy!!!

Besotes guapa.

Sandra Llabrés dijo...

Perdón por las faltas, ahora veo que hay algunas y no suelo hacer...¡pero a estas horas me patinan las neuronas más de lo que yo quisiera!