lunes, septiembre 15, 2008

LOLA Y SUS AMIGAS

-Jamás te lo perdonaré, Lola. Ésta me la pagas.
-¿Cuál Aurorita? Tú sabes que yo sé, que todos sabemos que soy casi una santa.
-¿Santa túuuu? No me hagas reír. Yo siempre siendo la primera ya hora mira…
-¿Qué miro, Aurorita? Creo que el sol te está afectando a las meninges…
-No te lo perdono, Lola, ni aunque andes de rodillas todo el paseo de la Castellana.
-¡Jesús, qué dolor! No me perdones, pero ponme otra purga. No sé, que me coma dos docenas de pasteles, que escuche durante dos horas seguidas a mi Pepe, pero de rodillas no, tengo los huesos fatal.
-¿Tú los huesos fatal? Estás mejor que todos nosotros juntos.
-Ay, muchas gracias. Te advierto que ya lo sabía, pero mi humildad no me permitía decíroslo. Ahora, una vez reconocido públicamente, sí, estoy cañón.
-Mírala, encima haciendo ostentación. No te lo perdono, Lola.
-¡Mari Piiiiiiiiiili! Ven que ésta se está pinchando con el sol.
-¿El sol pincha, Lola?
-No, Mari Pili, quema, y a Aurorita el sol le ha quemado todas las ideas sanas que tenía. ¿Trajiste valerianas?
-De vacaciones no se necesitan, Lola.
-Aurorita en todo momento. Vete a la farmacia y compra un par de kilos.
- Has mancillado mi honra, mi orgullo, Lola.
-¡Toma ya! Soy la mancha cerebros. A ver, ¿me quieres decir de una puñetera vez, qué he hecho, Aurorita?... Mari Pili, ¿acabaste la carrera de derecho?
-Me falta el Derecho Romano, ¿por?
-Ya te vale, veinticinco años para aprobar una asignatura… Pues es que como Aurorita siga acusándome o sacas el Kalia para limpiarme o eres mi abogada defensora.
-Mari Pili no la defiendas, me ha postergado.
-Mari Pili, vete a por las valerianas y de paso compra lejía para limpiar a la niña.
-Déjame a mí que hable con ella, Lola, sabes que tengo más glamour que tú.
-Será tacto…
-Glamour, que llevo ropa de firma.
-¡Ah!... Aurorita ven que Mari Pili te va a firmar.
-No, que la has contaminado.
-¡Ay qué leche de bollitos! ¿Aurorita qué te he hecho?
-Sí, dinos que te ha hecho esta bruja.
-Mari Pili, ¿ese es el glamour de firma que pones? Yo no te he llamado bruja sabiendo que eres una garrapata, guapa.
-¿Garrapata, dices? Te habrás mirado tú que vas como un esperpento vestida como si tuvieras veinte años.
-Es que los tengo, Mari Pili, veinte años cerebrales.
-¡Ahí, ahí, me duele!
-¿Dónde, dónde?
-Yo he visto toooooooooda la vida y Lola tuerta, dándose contra las esquinas.
-Tuerta, no, maja. No veía de lejos… Bueno, ni de cerca, pero tuerta no.
-¿Y ahora, qué?
-Pues veo, sí veo ¿qué pasa?
-¿Veis? Ve y yo no. ¡Guarra, más que guarra!
-¡Toma ya! Soy una guarra porque veo. Si cada vez soy más joven, un poquito de por favor, utilizar los sesos, y daros cuenta que vuelvo a mi estado virginal.
-¿Ya no te acuestas con Pepe, Lola?
-Todas las noches, Mari Pili.
-¿Y no hacéis nada ya?
-Sí, dormimos y más cosas, claro.
-Entonces no puedes ser virgen.
-Mari Pili, voy camino de ello. Al estar sufriendo una regresión a la juventud pues…
-¿Cuándo perdiste la virginidad?
-Y encima ve y es virgen, ¡la odio!
-Y hago milagros, no te fastidia, Aurorita… Mari Pili, dale las valerianas antes de que me suba a los altares. Pero date prisa, que en un altar me voy a aburrir.

4 comentarios:

Marta dijo...

Pero que le ha hecho??????? Tia que me has dejado intrigada!!! jajajajaja.

Por cierto, ¿necesitas una comercial de verdad?.

Nómada planetario dijo...

Menos mal que no ha llegado la sangre al río, con tanta disputa, además se pone en tela de virgo la santificación, casí nada.
Un abrazo para todas, sin firma, del mercadillo.

blumun dijo...

Desde luego todo es por influencia subliminal de la Beckham.
¿ Si no de que? , a ver :)
Besos, y tambien espero que te encuentres bien.

Letizia dijo...

Yo sí que seré capaz de andar de rodillas todo el Paseo de la Castellana si Dios me promete a cambio hacerme reina de las Españas.

Besos de Princesa