domingo, junio 10, 2007

LA PACIENCIA DE LOLA

-Madre es un desastre.
-Mamá no es un desastre; es que cocina fatal.
-Madre disfruta comprando mierda.
-Peor… Mamá no se fija cuando hace las cosas y echa sal cuando debería poner azúcar.
-¡Qué gusto tiene!, es una hortera con lazos rosas.
-Viste fatal; se pone cosas que ya no son de su edad. Está ridícula.
-Además, ¿os habéis fijado lo gorda que está? Y, ¿el color que se ha puesto en el pelo?
-Parece una zanahoria.
-Vuestra madre, el problema que tiene es que le da igual veinte que treinta y ocho.
-Mirad lo que ha hecho con mi camiseta: la ha puesto lunares.
-Mira mis calzoncillos, Anticristo: eran blancos y ahora son nazarenos.
-Vuestra madre no cuida las cosas; fijaros en mi corbata, la ha planchado y se ha encogido.
-Madre me debe dinero; hace que no me da la propina tres meses.
-Vuestra madre tiene un agujero en la mano.
-Y, Papá, deja de decirle que su comida está rica: la paella está incomestible. Los filetes los debe comprar de saldo, son más duros que un leño.
-Y, qué yogures, Peluche. ¿Has probado los de sabor a tuétano? Son asquerosos.
-Los compro porque le daban un vale para una rifa. Sorteaban una máquina de coser.
-Vuestra madre la querrá para coserme los calcetines a máquina.
-Madre no nos hace ni caso, Padre; yo la pido que me escuche, pero se ha puesto tapones.
-A mí me ha dicho que ya no va a limpiar mi habitación; me ha llamado cerdo.
-Deberíamos hacer algo con mamá, Padre, o nos comerá vivos. Esto no es una familia.
-Vuestra madre pasa de mí; creo que ya no me quiere.
-Nos nos quiere a ninguno, Papá. El otro día dijo que estaba harta de nosotros y que se va a ir al mercadillo y no volverá nunca jamás.
-Si no vuelve, ¿qué haremos, Papá?
-… Nos comerá la mierda, Chicos.
-Qué va; seremos independientes, sin sus gritos, sin sus mangoneos, sin sus reproches. No comeremos comida basura; nos atiborraremos a pizza y bocatas.
-Se nos disparará el colesterol. ¿Quién va a fregar? Y, ¿quién de vosotros sacará la basura?
-Yo no, desde luego. Me da mucho asco.
-Si se va mamá, Padre, tú nos tienes que dar la propina.
-Ni lo soñéis; eso es cometido de vuestra madre.
-Padre, ¿alguna vez has puesto la lavadora? Acaso, ¿sabes hacer tu cama?, ¿sabes planchar aunque sea mal? Y, ¿coser?
-¿Yo?... Creo que no sé hacer nada. Eso, en casa, ¿quién lo hace?
-¿Quién lo va a hacer, Papá? Mamá es la única que lo hace.
-Padre, cuando se vaya mamá, te tendrás que levantar tú a hacerme compañía mientras estudio.
-¿Eso lo hace tu madre?
-Sí, claro.
-Anticristo, si mamá se va, ¿quién nos va a tapar lo que hacemos mal?
-¿Qué os tapa vuestra madre?, ¿tiene secretos que no me cuenta?
-Qué va, Padre… Mamá es un libro abierto… Peluche eres un bocazas.
-Vuestra madre es un libro abierto con páginas ocultas… Decidme, ahora mismo, lo qué habéis hecho.
-¿Nosotros, Papá? Nada, nada, ¿verdad, Anticristo?
-¡Chicos, la comida!, he hecho paellita rica, rica.
-Mami eres la mejor madre del mundo, ¿a qué sí, Papá?
-Vuestra madre es única… Sin igual.
-¿Seguro?, ¿a pesar de que esté gorda, sea una zanahoria, cocine fatal, compre mierda, se una hortera en rosa, os estropee vuestra ropa etc., etc.…? Yo también os quiero, Chicos.

2 comentarios:

lola dijo...

Estupendo , hija, te superas a timisma, esto es la vida relatada con gracia.
¡Qué sería de ellos sin nosotras!
un besazo
Lola (laotra)

Alena.collar dijo...

Si.
Y tantas cosas más que son, que parece que "deben ser" y que no les reconocemos; los años enteros de trabajo en silencio solo para "que todo vaya bien"...
Y la sonrisa...también la sonrisa, como si fuera una luz de madrugada...
Beso.